Cristobal Colón con un ejemplo de mal SEO. Fue a buscar las Indias y apareció en las Américas. Fuente.

Hace un tiempo me comentaba un amigo un problema que tenía su organismo. Recientemente, ante la entrada en vigor de las leyes 39 y 40 en plena (o casi plena) actividad, estaba recibiendo un montón de solicitudes que no eran de su organismo. La cuestión es que esta persona trabaja en una diputación que, curiosamente, se llama igual que la capital de su provincia. De esta manera, cuando alguien buscaba un trámite con ese nombre, aparecía el resultado de su organismo y no de la ciudad a la que se dirigían. Las personas que entraban en esta página, presentaban su documentación que la diputación tenía que remitir. Aunque reenviar una solicitud no es gran cosa, reenviar muchas de ellas al día, si lo es. Esta es una situación que, me temo, vamos a encontrar con cierta frecuencia en el futuro.

Preguntando por des-posicionar.

Mi amigo me preguntó que cómo podía resolver la situación. Si lo piensas un poco, es algo complejo: hay dos organizaciones que posicionan los mismos términos (por ejemplo, oposiciones + ciudad/provincia) de manera simultanea. En el mundo privado, ambas estarían peleando por estar las primeras, sabiendo que hay una diferencia importante entre estar el primero y el segundo en Google. La cuestión es que, en condiciones normales, una persona puede leer el nombre del enlace y elegir entre el primero y el segundo. Eso siempre que aparezca el nombre del órgano claramente porque, puede ser que simplemente ponga el nombre de la ciudad (o la provincia). Pero ¿Y sí una de las dos no aparece entre los 10 primeros resultados?

La pregunta de mi amigo me pareció  muy interesante. Mientras que en el mundo privado la pelea es por el posicionamiento, él planteaba lo contrario. ¿Podría yo desaparecer de esos resultados? Claro, él considera que no puede ir al ayuntamiento de su capital de provincia a decirles que indexen bien, asi que quizá, si el desposiciona, arregle su problema. Pregunté por twitter, y las respuestas fueron de SEOs y demás fueron un poco de perplejidad (como la mía) porque no sabemos desposicionar.Porque otra opción sería que su página no apareciera en los resultados de Google, pero en ese caso, no aparecería para las búsquedas correctas ni para las erróneas.

O mejor dicho, sabemos desposicionar un término o términos, pero no tiene sentido desposicionar un término que la persona que busca no discrimina tal cual. Si alguien busca empleo público xxx y no tiene claro si es para provincia o para municipio, carecemos de instrumentos para que esta persona encuentre lo que busca. El problema es más grave si, como es el caso, uno de los dos no está o está tan atrás, que la persona en cuestión asuma que la única opción es la otra. Es decir, si queremos dar a la gente opción de llegar donde quiere, debe estar, estar bien identificado, y en igualdad de condiciones.


Implicaciones del SEO en la tramitación electrónica.

El caso que hemos encontrado, sin ser aparentemente común, es bastante plausible. En España, al menos las diputaciones provinciales y sus capitales de provincia comparten nombre. Potencialmente, también comparten trámites, especialmente para las personas con menos conocimiento administrativo.

En estas circunstancias, especialmente en trámites que requieren la presentación de una instancia genérica y la documentación ¿cómo sabes si lo mandas al sitio correcto? Porque si es un formulario ad-hoc, puedes darte cuenta, pero esto no es tan gacil cuando es un formulario pdf o word.  Evidentemente, ahora estamos en un punto en que, en realidad, el sitio correcto es todos los sitios, porque en principio, deben remitirselo entre ellos. Pero ¿Qué coste de trabajo por algo tan simple como etiquetar bien las páginas y trámites?

Guiar al ciudadano conlleva a toda una tribu

En realidad mi amigo no hacía mal su trabajo. Era la otra administración la que no estaba atenta y estaba no ofreciendo resultados a través de Google (y eso es la mayoría de tráfico de Internet) lo que de verdad ofrece.

Hoy en día el tráfico pasa en la mitad de los casos por buscadores. Esta cifra es aún mayor en móviles. La cuestión de este artículo no es que haya que hacer un buen SEO de tu administración. La auténtica cuestión es que el SEO de la Administración Pública en general será tan bueno como la administración que peor se relacione con los buscadores.

No se trata, como hemos dicho muchas veces, de que en las Administraciones tu resultado salga el primero. Ese trabajo lo hace el buscador razonablemente bien siempre que el mercado no esté “muy interesado en el tema”. Os animo a que busqueis “oposiciones + nombre de ciudad, o de provincia, o de CCAA” y veréis que los primeros resultados van a las academias. Se trata de que la gente que busca algo relacionado con una administración, especialmente si es un trámite, pueda primero identificar que el que ha encontrado es el que busca y que este sea exactamente el que necesita hacer.

Nada que se salga del sentido común,  pero que requiere un mínimo de atención. 

https://analiticapublica.es/wp-content/uploads/2018/09/Desembarco_de_Colon_de_Dioscoro_Puebla-1024x619.jpghttps://analiticapublica.es/wp-content/uploads/2018/09/Desembarco_de_Colon_de_Dioscoro_Puebla-150x150.jpgSergio JimenezServicios públicos digitalesadministración electrónica,buscadores,google,registros,seo,trámitesCristobal Colón con un ejemplo de mal SEO. Fue a buscar las Indias y apareció en las Américas. Fuente. Hace un tiempo me comentaba un amigo un problema que tenía su organismo. Recientemente, ante la entrada en vigor de las leyes 39 y 40 en plena (o casi plena) actividad,...El blog de  Sergio Jiménez sobre Transformación Digital para Organizaciones Públicas