Observatorio de Gobierno Abierto. Evolución del grado de avance en políticas de Gobierno Abierto

El post de hoy es un trabajo a ocho manos entre Goizeder Manotas y Haritz Ugarte de la Diputación Foral de Guipuzkoa, Borja Colón, de Castellón y yo mismo… ¿por qué? Pues porque este proyecto es resultado del trabajo de mucha gente, pero nosotros hemos estado de manera más continuada. Nada de esto habría sido posible sin todos los compañeros de viaje que hemos tenido.

Nadie hoy en día puede negar la importancia que las políticas de Gobierno Abierto tienen en la ejecución de las políticas públicas y el mejor servicio a la ciudadanía. Todos los gobiernos son (más o menos) conscientes de ello y muchos comparten el mismo objetivo. Sin embargo, también es una realidad que cada entidad y gobierno es diferente en lo que a recursos humanos y económicos se refiere y que muchas veces resulta complejo encontrar herramientas eficaces para poder seguir avanzando en ese camino. Y, a pesar de ello, resulta imprescindible conocer el estado de la situación en cada lugar para poder implementar las correspondientes medidas, adaptadas a la idiosincrasia de cada lugar, pero siempre con el objetivo de mejora continua.

Galileo explicando su telescopio de Leonardo Donato ilustra este post sobre el observatorio de gobierno abierto
Galileo rindiendo cuentas del desarrollo del gobierno abierto ante un público escéptico. Fuente

Los ejes para medir el gobierno Abierto

Es por ello que en 2018, desde la Comunidad de Práctica sobre Transparencia y Gobierno Abierto, creada en el marco de Ciudades y Gobiernos Locales UnidosCGLU– y apoyada por Open Goverment PartnershipOGP– se ideó una herramienta basada en un cuestionario compuesto por los 6 bloques principales que se consideraron como ejes de las políticas de Gobierno Abierto:

  1. Ética e Integridad Pública y Buen Gobierno;
  2. Transparencia, Derecho a la Información y Rendición de Cuentas;
  3. Participación Ciudadana;
  4. Datos Abiertos;
  5. Atención a la Ciudadanía y Desburocratización y
  6. Objetivos de Desarrollo Sostenibles, Alianzas y Redes.

Una vocación internacional

La herramienta ha sido diseñada teniendo en cuenta las diferentes realidades donde puede ser implementada, partiendo del hecho de que en inicio fue un proyecto planteado para su posible implantación en todas las entidades miembros de CGLU, es decir, más de 300 miembros de todas las regiones y ciudades del mundo. La herramienta se basa en un cuestionario que, tras ser cumplimentado, genera un informe personalizado para cada entidad con sus respuestas, la valoración/puntuación obtenida en cada bloque –y su situación respecto a la media general-, una hoja de ruta personaliza para seguir avanzando en cada bloque así como una serie de buenas prácticas en los diferentes ámbitos en los que se le propone avanzar.

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha desarrollado una herramienta de entorno web visual y de fácil uso y ha realizado una  primera prueba piloto con los municipios de su territorio, poniendo la herramienta a disposición de 88 entidades  Esta herramienta permite la cumplimentación y actualización del cuestionario por las entidades, la administración y la visualización en modo comparativo por parte de la Diputación Foral de Gipuzkoa, e  incluso podrá permitir en el futuro la apertura a la ciudadanía, para que pueda visualizar el estado de avance de los municipios en materia de Gobierno Abierto.

Adaptando el observatorio de gobierno abierto a cada realidad política

Pero la herramienta había que testarla, validarla y buscar su escalabilidad, por eso, en una segunda fase, se incorporó la Diputación de Castellón para aportar al proyecto dos lógicas diferentes.

  • La primera, una visión desde fuera, es decir, como entidad nueva, con necesidades y realidades distintas que satisfacer;
  • la segunda, para someterla a un test de estrés sobre el grado de aceptación de la misma por parte de los Ayuntamientos.

En la Diputación de Castellón, respetando la estructura de los seis bloques de temáticas originales, decidimos alterar la denominación de los mismos para ajustarlos a las materias concretas en que se organizaban internamente las políticas palanca a que hacían referencia, quedando definidos de la forma siguiente: administración electrónica y gobierno digital; transparencia y derecho de acceso a la información; participación ciudadana y colaboración; datos abiertos y reutilización; ética e integridad pública y buen gobierno; y objetivos de desarrollo sostenible, alianzas y redes.

Panel de resultados de evaluación comparando la puntuación en cada uno de los 6 bloques indicando la puntación del municipio estudiado, la de la nota media en el círculo pequeño, el nivel de avance y un botón para alcanzar mejores puntuaciones.
Panel de resultados.

La propia configuración de la herramienta web ha permitido que realizar estos cambios no supusieran un problema, ya que se podían hacer de forma rápida y sencilla por cualquier persona que tuviese acceso al back office de la misma. Y esta será, probablemente, la base de su éxito en un futuro, la facilidad de uso y el grado de adaptabilidad a las necesidades de la institución que la esté usando.

El impacto local

A nivel interno, como Ayuntamiento, es innegable el potencial que tiene la herramienta para dar información esencial sobre el estado del arte, ya no solo del Gobierno Abierto tradicional, sino de todas las grandes áreas de gestión importantes que incumben los quehaceres locales y que suelen ser las materias más visibles y de mayor impacto en términos de sensibilidad político – institucional. Pero como gobierno local intermedio, como Diputación, la información que de forma agregada nos ofrece la herramienta nos permite conocer de primera mano la realidad municipal en el territorio, siendo capaces entonces de tomar mejores decisiones – y más rápidamente – sobre aspectos clave para nosotros que también son estratégicos para ellos.

Y la coordinación territorial

La herramienta sirve, además, al menos desde el punto de vista de la Diputación de Castellón así lo hemos enfocado, para que los municipios que decidan hacer el test de autoevaluación se conciencien de la importancia de atender las grandes áreas o materias sobre las que se proyectan las preguntas de una forma integral y holística, es decir, que de nada sirve tener un buen portal de transparencia si no hemos avanzado apenas en Administración electrónica o,  que difícilmente vamos a poder ofrecer datos en formatos reutilizables si apenas tenemos conciencia de la importancia del derecho de acceso.

Es decir, que al ofrecer una visión de conjunto de lo que representa en términos materiales el gobierno abierto o, mejor dicho, la apertura de las instituciones a todos los niveles, los Ayuntamientos va a poder tomar conciencia de la transversalidad de sus políticas y de la importancia de correlacionar la acción de gobierno.

Generalizando el uso

La acogida de la herramienta por parte de los municipios de la provincia de Castellón está siendo razonablemente buena, aún a sabiendas que está en fase inicial y que costará darla a conocer y que éstos no la vean como otro ránking más. Sin embargo, se prevé un despegue de la misma las próximas semanas al incorporar su uso en los requisitos obligatorios para obtener subvenciones por parte de la Diputación que fomenten algunos de los pilares del Gobierno Abierto, ya que, si realmente quieren avanzar en dichas materias, lo lógico es que todos sepamos en qué situación están, y qué mejor manera de hacerlo que evaluándose de forma transparente y comprometida con el test en línea disponible en el Observatorio de Gobierno Abierto Municipal. 

Medir el gobierno abierto, para mejorar el gobierno abierto

Lo más importante de cara a este proyecto es, quizá, cambiar la idea de lo que significa medir. Desde pequeños estamos acostumbrados a medir para calibrarnos en términos de éxito o de fracaso. Es decir, tenemos metida en lo más profundo de nuestro subconsciente que el resultado de la medición va a tener un elemento de juicio no sólo sobre lo que hacemos, sino sobre nosotros mismos. Esto hace que cualquier proyecto de medición, y quién haya tenido algo que ver con ello lo sabe, se encuentre con cientos de dificultades, reticencias y evasivas arraigadas en una experiencia que tenemos desde pequeños. Lo cierto es que cuanto más he enseñado, y cuánto más he estudiado, esta idea me ha parecido más absurda e improductiva.

Cuando diseñamos la herramienta lo hicimos con el propósito de ayudar con ella. No se trata de un concurso, ni de una especie de espejo mágico como el de la madrastra de Blancanieves, sino de ofrecer una idea clara de dónde esta cada organización y cómo se pueden encontrar respuestas a nuestros retos. Para ello conté una vez más con Francisco López de Inspiraire, con quien ya hicimos el portal de Gobierno abierto de la Diputación de Castellón

Ayudando a mejorar, no imponiendo un modelo indiferenciado

No hay un Gobierno Abierto tipo, igual que no hay una Administración electrónica única, sino que este es fruto de la construcción de un acuerdo entre la ciudadanía y sus instituciones. Es por ello que, el interés en este proyecto está apuntalado en una idea común: dotar a los diversos gobiernos que lo puedan utilizar de un repositorio de ideas, experiencias y proyectos que funcionan y que pueden encontrar.

Si hay algo que una persona aprende cuando trabaja con personas, es que quien está fuera, como los consultores, pueden aportar ideas y técnicas, pero quien es como tú, te puede aportar experiencias, ideas y reflexiones que van a guiarte mejor.

Principios de diseño

Es por ello por lo que, cuando diseñamos la herramienta, optamos por tres cuestiones:

  • Máxima claridad: había que entender perfectamente sin explicación necesaria quiénes son y dónde están
  • Máximo contexto: no se trata sólo de decir cómo estamos en comparación con los demás, sino también en saber qué supone ese grado de avance para la organización
  • Orientación: medir sirve para mejorar y la idea es que la herramienta provea los medios para esa mejora. Para ello hemos tratado de facilitar información para avanzar a partir del punto real de cada organización y, a la vez, poder encontrar experiencias de otras administraciones que se encuentran más avanzadas o han realizado aproximaciones diferentes.

Por otro lado, como habéis visto, sobre la marcha surgen nuevas ideas y enfoques, y la localización que se inició en Castellón ofreció una respuesta a una necesidad importante. Como hemos dicho, no hay un modelo único de gobierno abierto y la aproximación que se hace en Euskadi puede ser distinta e igual de válida que la que se hace en la Comunidad Valenciana o en Andalucía. La personalización de estos da una versatilidad no sólo para adaptar a cada sistema político el gobierno abierto, sino que nos ayuda a entender la relevancia de cada uno de esos seis bloques y su composición en cada uno de ellos.

Un observatorio de gobierno abierto reutilizable

Nuestra idea, como comentamos, es hacer de esta una herramienta en la que la reutilización se centre en un primer modelo conceptual y un diseño sencillo y replicable. A partir de ahí, el modelo se puede adaptar, convirtiéndose en un recurso compartido y reutilizable por múltiples instituciones a un coste realmente reducido de adaptación y personalización.

Se trata, a fin de cuentas, de usar, como decía, la evaluación como un mecanismo de ayuda y de guía y no como un referente de éxito o de fracaso. A fin de cuentas, el Gobierno Abierto es algo que estamos aprendiendo y nadie diría que un niño que se equivoca tocando el violín cuando aprende está fracasando: las cosas llevan tiempo, esfuerzo y observación. Con esta herramienta queremos facilitar la tercera a quien está dispuesto a invertir en las dos primeras.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Acerca del autor

Regístrate y consigue los últimos artículos en tu mail.

icono mail suscribete
SUSCRIBIRME

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.