Velocidad de las webs públicas ¿Son rápidas las páginas de los ministerios?

La velocidad es quizá de los aspectos más importantes en Internet, no de hoy, sino de siempre. La ley de los 10 segundos (una persona espera una proposición de valor entre 10 y 20 segundos a ver un contenido, y ya me parece que Jakob Nielsen es un optimista) es un mantra en el diseño digital. Sin embargo, en mi experiencia, al menos en el sector público el interés ha recaído en la que, a mi juicio es más obsoleta, norma de los tres clics (llegar a cualquier punto de la web en tres clics). Esto no es diferente para lo público: la velocidad de las web públicas importa, y mucho.

Sabemos que esta norma no es cierta: la gente prima la velocidad a los clics, pero eso no ha impedido diseños con menus gigantescos a velocidad de caracol. Así que llevaba tiempo con ganas de ver cómo de rápidas son las webs públicas y la primera entrega serán los ministerios… pero pasa que verás todo lo que puedes aprender.

El cuadro Mercurio y  Argos ilustra el artículo sobre la velocidad de las webs públicas
Mercurio que va corriendo muy rápido a cargar la web del Ministerio del Interior. Fuente

El proyecto: comparar la velocidad de las webs públicas

Como te decía, llevaba un tiempo con la idea de estudiar la velocidad de las webs públicas. Cualquiera que navegue por ellas sabe que no siempre están a la altura de otro tipo de contenido en esta materia. En mi experiencia, hay muchos motivos para ello, pero tampoco quiero dejarme llevar por prejuicios y quiero, antes de opinar, asegurarme de este hecho.

¿Por qué es importante la velocidad de una web? Pues básicamente por dos motivos:

  • La experiencia de usuario. Como decía, el tiempo es un recurso fundamental. No tenemos paciencia para acceder al contenido porque internet nos ha enseñado que, normalmente no hay motivos para esperar mucho. Ya no es solo que una página tarde en cargar es que, normalmente, cualquier cosa que hagamos, más aún en lo público, supone saltar por varias webs, así que hay que multiplicar en muchos casos el tiempo por cada página a consultar, acumulando bastante.
  • El indexado de Google. El buscador de Google no vive de buscar sino de encontrar el contenido más adecuado y satisfacorio para cada usuario. En este combo entran también la experiencia, así que en principio entre todos los criterios para posicionar una web, la velocidad es un factor relevante y, desde hace unos años, la velocidad móvil lo es aún más. Es el célebre Mobile First. Esto es importante porque muchas veces puedes ver que un servicio está pseudo suplantando organismos públicos por un mejor posicionamiento, como pasa con los gestores de Registros Civiles.

Así que siendo importante la velocidad e intuyendo que es un tema que no trabajan demasiado las administraciones me dije: vamos a averiguarlo.

Google Pagespeed insights

Pero ¿Cómo podría hacer esto? Normalmente uno le hecha un ojo a una página de Google que te evalúa la velocidad de la web en ordenador y móvil. Yo, por ejemplo, lo hago cada vez que mi tráfico orgánico se va al garete (generalmente cada dos o tres meses). El caso es que la herramienta es muy útil porque te dice una serie de parámetros para clasificar la velocidad de tu web:

  • Puntuación general. Es EL NÚMERO (bueno, los números, porque hay uno para ordenador y otro para móvil). Esta en un orden de 100 siendo 50 suspenso, por debajo de 90 aceptable y por encima bueno.
  • Acceso al contenido.
    • Primer contenido: cuánto tarda en pintarse el primer contenido en la web. A veces esto es el menú, o un texto… según como esté programado.
    • Primer contenido relevante: Es la segunda parte, y es cuando ese contenido que se publica es realmente interesante (es decir, no valen fotos sin explicación, banners, menus, etc.) sino el contenido de la web
    • Contenido más pesado: Es lo que tarda en cargarse el último contenido (un vídeo, un formulario, unas fotos, etc). Hasta que no está, la página no está totalmente cargada, pero eso no impide que no puedas acceder a lo que quieres. Como cuando vas a la página de deportes y después de ver el resultado del Athletic todavía se está cargando un anuncio.
  • Interacción y velocidad
    • Tiempo de respuesta del servidor (en milisegundos). Esto suele ser la diferencia entre tener una buena infraestructura y tener una web que no esté a la altura. Un servidor puede responder muy rápido y la web tomar la vida entera
    • Tiempo de cambios en el layout. Esto es esa cosa tan molesta que cuando vas a hacer clic en una cosa acabas haciéndolo en otra porque se carga un menu nuevo que mueve toda la pantalla.. pues eso son los tiempos de cambio en el layout.
    • Tiempo de interactividad. Es el tiempo en que la página está preparada para recibir retroalimentación (hacer scroll, ir a otra página, darle al play… vamos poder usar la página más allá de leer el contenido que aparece).

El informe te da sugerencias para mejorar, pero en eso no entraremos. En todo caso, aquí tienes la documentación.

¿Y cómo lo vamos a estudiar?

Pues bien, podría (si tuviera tiempo) hacer el test a todos los ministerios. Sin embargo, esto llevaría mucho así que me puse a buscar alguna respuesta automática. La encontré aquí, una hoja de Google Sheets que permite recoger los datos de diferntes webs. Tras un par de cambios (no me funcionaba) y algo de fontanería, cree una pequeña base de datos para alimentar un cuadro de mandos que nos sirva para comparar entre diferentes administraciones.

Con todo ello, ya estamos en condiciones de empezar, y vamos a hacerlo con los ministerios del Gobierno de España.

El dashboard de velocidad de las webs públicas.

Todo ello, como os digo, está aquí. En él tenemos los siguientes bloques:

En un primer nivel tenemos el selector de ministerios. Puedes elegir cualquier ministerio o varios de ellos. y podrás comprobar la puntuación y velocidad media en móvil y en ordenador, y su comparación con la media. Abajo están las métricas relacionadas con el contenido accesible, el primero que aparece, el más pesado, el tiempo de respuesta, el de cambio de layout y el de interacción.

(Aviso, puede que aún no funcione muy allá, así que si no salen datos, puedes descargar el documento aquí)

El visor divide la información entre ordenador y móvil, señalando puntuación y velocidad (tanto del sitio como de la media de ministerios) como los apartados de velocidad generales
Visor de velocidad web pública.

El segundo bloque es la comparación lineal de la puntuación de los diferentes ministerios (en dorado el móvil, en azul sobremesa) indicando las líneas de corte de cada uno.

Comparativa de la velocidad de las webs públicas de los ministerios tanto en ordenador como en teléfono móvil
Comparativa de velocidad de las webs ministeriales

La velocidad de las webs de los Ministerios

Lo bueno de comparar las webs de los ministerios es que son organizaciones grandes, con recursos y relevancia que permiten tener ideas generales sobre esa administración.Hay que considerar que los datos no son muy estables, se tratan de cálculos medios que pueden variar de un día para otro, así que nos centraremos en cuestiones más genéricas

¿Qué hemos encontrado?

Deeeeees-paaaa-ci-tooo: más contenido que velocidad

En términos generales la cosa no está muy bien. Solo tres ministerios tienen una buena puntuación en ordenador (El Ministerio de Inclusión y el Ministerio de Trabajo y el de Igualdad, intuyo que porque han sido el mismo hasta hace poco).

A partir de aquí tenemos 15 ministerios que van goteando del 77 de Moncloa al aprobado justito del Ministerio de Sanidad. Transportes, Defensa e Interior suspenden.

Esto, como decía, no es sorprendente. En mi experiencia las webs ministeriales tienen una gran cantidad de contenido y no siempre ligero: fotos, enlaces, videos, menus, desplegables… con diferentes estilos y no siempre optimizados. Es decir, el resultado de la velocidad depende de la capacidad de un ministerio de priorizar este aspecto generando aspectos muy desiguales. Esto, a priori, afectaría a todas las páginas de los ministerios.

Mobile First o Mobile Qué

Sin embargo es en el móvil donde la cosa es realmente seria. Solo 4 ministerios aprueban (Trabajo, Justicia, Economía, Innovación e Igualdad). El resto suspenden sacando entre puntuaciones bajas (47 puntos de educación) a los desastrosos o 7 de Defensa.

Es decir, cuando más de la mitad del tráfico de internet va desde el móvil y más importante es la experiencia del usuario en este dispositivo, los Ministerios en España tienen un resultado aceptable en el ordenador, pero muy pobres (una media de 34,4%) en este entorno.

Evidentemente, esto ya nos da que pensar que si la tecnología no va a ir rápido, el diseño no va a estar especialmente adaptado, lo que choca, siendo más barato y sostenible, que la colección de apps que aparecen en nuestros organismos públicos.

No es de extrañar (y sería curioso verlo) el nivel de interacción de la gente con las webs públicas por móvil. Estás no tienen muy presente aprovechar la ola móvil a la web.

Algunas lecciones sobre este informe.

Lo más importante que creo que podemos sacar de esto es el eterno problema de los diseños ministeriales. No hay ningún motivo para que los ministerios tengan diferentes gestores de contenido que tienen resultados desiguales, a veces muy pobres, y que, además confunden a la ciudadanía. El uso de enfoques como el británico o el canadiense (por ejemplo) de un solo gestor de contenido, permitiría optimizar el diseño para tener buenas puntuaciones en velocidad de carga. Además, el mantenimiento y actualización se aligerarían. Un entorno común de diseño sirve para crear interfaces más eficaces para la ciudadanía.

Un segundo punto es aligerar el contenido,reduciendo cantidad y centrándose en la calidad. Es difícil esperar una propuesta de valor en 10 segundos cuando una web se carga en 9. Posiblemente, tras esos 9 segundos aparecerán una gran cantidad de opciones que abrumarían al público. No pasa nada por smplificar y reducir: la gente sufre más por la lentitud que por los clics.

Pensar en el móvil es la tercera lección. Parece que no hay un esfuerzo para hacer contenidos para móvil o pensar para ello pese a los habitos de consumo. Esto no es extraño: la administración tiene habitualmente un ritmo lento de asimilar los cambios (el uso de la web) y piensa mucho en el futuro (la IA, el blockchain) olvidando que la tecnología es, actualmente, algo presente o, mejor dicho, que la gente necesita usar la tecnología tal y como es ahora ahora mismo. No podemos esperar a poder hacer un trámite en movil si tarda 20 segundazos en cargar esperando a que la IA nos arregle la vida.

Proximamente…

En el futuro voy a ir añadiendo otras administraciones: CCAA, Ayuntamientos, sedes o servicios importantes… a ver qué podemos aprender. Desde luego, si tienes alguna idea o propuesta, seguro que viene bien.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Acerca del autor

Regístrate y consigue los últimos artículos en tu mail.

icono mail suscribete
SUSCRIBIRME

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.