eAdministración en las Comunidades Autónomas (II): los planes.

Continuamos con nuestro estudio comparado de los planes de transformación digital autonómicos. En el post que dedicamos a los actores responsables encontramos una cierta diversidad de enfoques. Ahora vamos a continuar estudando la naturaleza del plan. Es decir, queremos averiguar qué idea o foco recogen estos planes. Nos centraremos en el foco de los planes y su vigencia. Hablemos de ello.

Cuadro de Anibal atravesando los alpes subido a lomos de un elefante
El departamento de innovación de Cartago en uno de sus mejores días. Fuente

Aviso: el estudio no se basa tanto en un análisis de lo que hay sino, al menos, en lo que se dice. Es decir, puede que parte del enunciado de los planes no se ajuste a lo que se ha hecho, pero eso es una investigación que trasciende los medios y recursos de este entrañable bloguero.

Clasificación general de los planes de transformación digital autonómicos.

Este artículo no va a tratar sobre qué se plantea hacer, sino de cómo se concibe la e-Administración. La manera en la que hacemos planes nos indica mucho de cómo comprendemos las cosas. Esto es algo evidente en la vida cotidiana de la gente. Si consideramos, por ejemplo, que tenemos que encontrar trabajo y que eso es cuestión de que no somos “lo bastante buenos” nos formamos. Sin embargo, si creemos que lo somos, pero que no tenemos oportunidades, empezamos a mandar CVs. Así que si ves a alguien haciendo cursos puedes suponer que cree que necesita saber más, y si ves a alguien todo el día en una web de empleo, sabes que piensa que le faltan oportunidades. Las organizaciones son iguales: establecen planes en función de lo que creen que necesitan para alcanzar lo que pretenden.

En el caso de la administración electrónica creo que hay dos ejes que nos van a marcar: la especificidad y la integración.

Especificidad en los planes de Transformación digital

¿Qué es la especificidad? Es la adaptación del plan con el objeto. Es decir, se trata de cómo se especializa el plan en la Administración. O mejor dicho, si el plan es específicamente para la Administración o no. Esto es un tema relevante porque nos indica si los cambios son es un fin en si mismos, o si son instrumentos en un plan más grande.

Porque el enfoque es distinto. Mientras que en el primer caso la Administración tiene cierta “libertad” para fijar sus objetivos y acciones. Sin embargo, si forma parte de un plan de índole modernización económica parte de las demandas estarán marcadas por variables y objetivos externos (por ejemplo, facilitar la creación de empresas).

Podríamos decir que es un a tensión entre la especialización técnica y los objetivos entrópicos o abiertos.

Integración en los planes de reforma de la eAdministración

La segunda parte es el papel que juega la eAdministración en el plan. Tenemos planes que tienen un enfoque casi solitario de la parte electrónica. Es decir, consideran la asimilación tecnológica como un aspecto en sí mismo con un principio y un final. El enfoque contrario sería considerar la parte tecnológica como un pie más de un cambio más profundo y ambicioso. Es un enfoque similar al anterior, pero en el ámbito interno.

Por ejemplo, tenemos planes que se centran mucho en la consecución de unos objetivos específicos de asimilación tecnológica. Hay otros que ponen el acento en el cambio interno de la organización y de sus procesos. Esto tendrá, como veremos, implicaciones orgánicas.

Otros factores a tener en cuenta.

Hay que añadir dos elementos adicionales: la existencia o no del plan y su duración.

Como se decía habitualmente en las clases de políticas públicas, que no haya plan es una explicación del plan. No quiero decir que tenga que haber un plan o no, sino que indica una prioridad una percepción o una perspectiva de este cambio tecnológico en la organización y como abordarlo.

En segundo lugar está la duración de los planes. Ya he hablado varias veces de que no soy muy de grandes proyectos en este campo, pero si que creo que hace falta un plan. Por ejemplo, un proyecto como Gov.uk lleva ya 6 años en marcha. Creo que muchos de los cambios que se plantean requieren una cierta continuidad y que el tiempo puede indicar algo sobre los planes.

Tipos de planes de Transformación Digital autonómicos.

Comunidades Autónomas sin plan

El primer colectivo es el de CCAA que no tienen plan en vigor y que, por lo que he visto, llevan cierto tiempo sin tenerlo. Es decir, hay CCAA como Islas Baleares, Murcia o Catalunya que han cerrado planes en 2017 o 2018.Puede que existan estos planes, pero puedo aseguraros que ni los he encontrado, ni cuando he preguntado he tenido respuesta de su existencia. Son:

  • Gobierno de Cantabria
  • Junta de Castilla y Leon
  • Comunidad Foral de Navarra
  • Junta de Extremadura
  • Junta de Andalucía

Planes embebidos.

Los planes emebebidos son planes que forman parte de planes no específicos de Administración elctrónica. Es decir son poco específicos. En el caso de España hemos encontrado dos planes de estas condiciones: La Rioja y la Generalitat Valenciana. En este caso hablamos de una linea de acción dentro de un plan de Transformación Digital regional o una agenda digital. El plan, en estas circunstancias, debería adaptarse a un enfoque más amplio.

A medio caballo entre esta categoría y la siguiente es el de Asturias que siendo bastante específico apuesta por mejorar servicios a ciudadanos y empresas. Este enfoque siendo específico puede ser algo menos entrópico y lindar con otras áreas. En todo caso, el propio enunciado y planteamiento es específicamente de e-Administración.

Planes específicos de e-Administración

Este es el grupo más nutrido. Se caracteriza por planes que tienen un planteamiento específico y exclusivo de administración electrónica. Podríamos decir que es el elemento más “intuitivo” en términos organizativos: tenemos una administración, tenemos tecnología, pues hacemos un plan. Se constituye por:

  • Xunta de Galicia
  • Gobierno del Principado de Asturias
  • Gobierno de Aragón
  • Generalitat de Catalunya
  • Junta de Castilla-la-Mancha
  • Gobern des Illes Balears
  • Comunidad Autónoma de la Región de Murcia

Planes integrados: más allá de la eAdministración

Finalmente, tenemos un grupo de comunidades que incluyen la Administración electrónica en planes más amplios. Es decir, es un pilar para un cambio más profundo, bien sea de innovación, bien sea de gobierno abierto. Es el caso de:

  • Gobierno de Euskadi
  • Comunidad de Madrid
  • Gobierno de las Islas Canarias

Las dos primeras enuncian un enfoque más hacia la innovación, mientras que la tercera parece apostar por el gobierno abierto.

Hallazgos y reflexiones sobre los Planes de Transformación Digital Autonómicos.

Los departamentos solitarios no suelen tener planes.

Si consideramos los aspectos estructurales analizados en el anterior post podemover que todas las CCAA sin plan tienen departamentos individuales. Esto puede plantear una doble lectura. Por un lado, evidentemente, si no crees que necesitas hacer nuevos planes, lo minimo para tener las cosas funcionando es una Dirección General. Sin embargo existe una segunda lectura, y es que cuando una estructura tiene una función meramente operativa tiene dificultades para plantear medidas más ambiciosas.

LAs excepciones están en Aragón y en las Islas Baleares (esta última con un plan ya terminado).

En resumen de cuentas, nos encontramos con el clásico problema del huevo y la gallina. No sabemos si no hay plan porque sólo hay un departamento o si sólo hay un departamento porque no hay plan. En todo caso, si hay un departamento encargado de esta gestión hay enormes probabilidades de que no haya plan.

Diarquias y unidades específicas para los planes específicos.

En los casos en los que hay una estructura doble de agentes funcionales y técnicos y organizaciones específicas tenemos los tres escenarios con planes. En primer lugar está Valencia con un plan integrado en la Agenda Digital, aunque no parece tener una relación muy estrecha o cerrada con ellas

Murcia tiene un plan ad-hoc. Las estructuras específicas de Catalunya y Galicia también corresponden a este ámbito. La única excepción es la Comunidad de Madrid.

Podríamos decir que estos enfoques, orientados a un enfoque más técnico, lo que cuadra con una visión de un plan específico. Se trata de estructuras en las que se pone el acento en el rigor tecnológico y con una mayor o menor integración de negocio.

En resumen, tenemos que en los planes específicos es más frecuente encontrar grupos con un enfoque que integre lógicas técnicas y funcionales, bien sea creando nuevas estructuras, bien sea apoyándose en dos unidades de negocio diferenciadas.

La integración y los comités.

Por último tenemos la integración en comités y comisiones específicas. Siendo una categoría repartida, podemos señalar que en los casos en los que hay una visión más integral (sea en un plan de no específico como La Rioja o específico como País Vasco e Islas Canarias).

En el campo de los planes Ad-hoc, tenemos a Asturias (que ya hemos mencionado que tiene una cierta orientación integrada hacia ciudadanos y empresas) y Castilla-la-Mancha.

En todo caso, podemos apuntar que, lógicamente, cuanto más grande y diversa es la aspiración de un plan más importante es la creación de órganos de toma de decisiones dialogadas. Eso sí, aquí parece claro que es la decisión de abordar un plan de este tipo la que constituye una estructura así.

En definitiva, en la medida en la que un plan aborda más áreas, más probable es que genere comités específicos que abarquen diferentes áreas de la Administración.

Duración del plan

Diagrama comparativo de planes desarrollado a partir de los datos del artíciulo
Comparativa de los planes de Transformación Digital autonómicos. Elaboración propia

Un último punto a señalar es la duración de los planes. Nos movemos en periodos qu van de los 2 años (Murcia, Baleares o Aragón) a los 5 de Galicia. En términos generales nos movemos. Tanto la media como la moda de los que tenemos identificados se mueve en los tres años.

Podríamos decir un par de cosas. Por un lado creo que los planes de tan corto plazo tienen problemas de ofrecer grandes cambios. Evidentemente existe la posibilidad de que haya una continuidad entre diferentes planes que supongan de facto un a revisión a un gran plan no explicitado. Sin embargo, mi sensación es diferente.

En términos generales la mayoría de los planes documentados tienen vigencia a partir de segundo año de mandato (2017). Me da la sensación de que, en muchos casos los gobiernos autonómicos tienden a replantear su estrategia en cada mandato.

¿Es esto malo? Pues, desde luego, como digo, creo que no es bueno. Los cambios que necesita la Administración llevan muchos años y requieren continuidad. Sin embargo, también es cierto que, al menos declarativamente, muestran cierto interés y voluntad por hacer algo. Dicho de otra manera, creo que es mejor tener ganas y ningún criterio que no tener ganas (ni criterio).

En todo caso, sería muy deseable tener una visión más continuada y estable más allá de la coyuntura política.

En resumen

Lo bueno de nuestro modelo territorial es que tenemos bastante diversidad y unidades de análisis. Esto permite sacar algunas conclusiones sobre aproximaciones diversas, que no necesariamente tienen que ser mejores unas que otras. En todo caso, podemos ver diferentes grados de interés y de enfoque en cada una de las Administraciones y eso es algo que es positivo.

Sin embargo, a la hora de hacer un sistema integrado lo veo problemático. Si tenemos las comunidades autónomas con diferentes planes, enfoques y velocidades, consolidar un modelo de Administración que colabore digitalmente va a ser extremadamente complicado. Eso sí que supone un problema con mayúsculas.

Próximamente veremos en qué se traducen cada uno de estos planes.

Puedes leer el resto de posts aquí

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Acerca del autor

Regístrate y consigue los últimos artículos en tu mail.

icono mail suscribete
SUSCRIBIRME

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.