Los Presupuestos Orientados a Resultados: un modelo de cambio

El post invitado de hoy lo trae Goizeder Manotas a la que conocí colaborando con CGLU y que es Directora General de Servicios e Innovación y Transformación de la Administración de la Diputación Foral de Gipúzkoa, toda una trabajadora esforzada por hacer gobiernos mejores y más próximos a la ciudadanía.

En un momento de (más) desconcierto e incertidumbre como el que estamos viviendo desde que el COVID-19 forma parte de nuestras vidas, cobra más importancia aún si cabe que los gobiernos rindan cuentas de su actividad de forma totalmente transparente. Nos hemos cansado hasta la saciedad de datos e información que a veces no cuadra e incluso otras en las que si siquiera existe. Quizás la pandemia nos haya traído la oportunidad de mejorar esa comunicación y rendición de cuentas que muchas veces ha brillado por su ausencia y en otras tantas ha dejado mucho que desear.

El Covid-19 ha desencadenado una crisis global sin precedentes en la que la mayor tragedia, sin ninguna duda, son las miles de vidas que se han quedado por el camino. El impacto sobre la economía también está siendo brutal, lo cual ha mandado al traste las previsiones de todos los gobiernos en lo que a previsiones y prioridades se refiere. Es necesario seguir gestionando de forma equilibrada los recursos, atendiendo las necesidades urgentes sobrevenidas y, en paralelo, abordar paulatinamente las líneas prioritarias de actuación que los diferentes gobiernos y administraciones se marcaron al inicio de la legislatura y que deben de ser revisadas y adaptadas al nuevo contexto y a la previsible escasez de recursos económicos.

El cuadro Belisario de François André Vincent ilustra el artículo sobre los Presupuestos Orientados a Resultados
El Conde Belisario organizando el presupuesto (orientado a resultados, evidentemente). Fuente

La importancia de ser transparentes

Por todo ello, cobra mayor importancia explicar cómo y en qué se van a invertir esos escasos recursos, cuáles son los criterios o razones que a ello nos llevan. Y resulta que ahora nos encontramos en un momento idóneo para poder hacer las cosas mejor, pues los gobiernos de todos los niveles están inmersos en la elaboración de los presupuestos para 2021 y es una oportunidad para que se elaboren orientados a resultados concretos.

Cierto es que para quien no acostumbra a elaborarlos así, quizás vaya tarde, porque lo que subyace es un cambio de cultura a la hora de su elaboración y, como bien sabemos, los cambios nunca son fáciles. Y de eso sabemos algo en la Diputación Foral de Gipuzkoa (DFG), pues los del 2021 serán nuestros cuartos Presupuestos Orientados a Resultados (POR).

Los presupuestos orientados a resultados (POR)

Entendemos los POR como la herramienta más potente de rendición de cuentas: detectar las necesidades reales de nuestra sociedad, identificar los resultados que queremos obtener, asignar los recursos (económicos y personales) necesarios para la consecución de esos objetivos y explicar los objetivos cumplidos y las razones de los no conseguidos. Y, no es tarea sencilla, pues resulta necesario no solo transformar el procedimiento de elaboración de los presupuestos sino también implantar un sistema de información adecuado para poder realizar el seguimiento de la planificación y el cumplimiento de los objetivos establecidos.

Los presupuestos de una Administración pública son una herramienta natural de planificación y gestión que, además de gestionar los recursos públicos de forma equilibrada, permiten dar cuenta de la planificación y la actividad realizada. Sin embargo, en muchas ocasiones resulta que los programas presupuestarios no están alineados con los planes de gestión y por lo tanto ligar los recursos públicos a resultados concretos no es tarea fácil.

En el caso de la DFG, 3 son los objetivos de nuestros POR:

  1. Sistematización de la planificación, conectando la planificación estratégica y los planes de gestión operativos.
  2. Impulsar y reforzar la rendición de cuentas de la planificación y la consecución de los objetivos.
  3. Conectar los planes de las políticas transversales con los presupuestos.

¿Qué se necesita para llevar adelante los POR?

Para poder conseguirlo, uno de los elementos clave es tener en cuenta, tanto en los presupuestos como en la gestión de la planificación, la cadena de valor de las políticas públicas, es decir, los recursos que se van a utilizar para el desarrollo de una política pública que nace para dar respuesta a una necesidad de la sociedad, así como las acciones que se van a llevar a cabo, los servicios que se van prestar o los resultados que se quieren obtener. De esta forma, los POR pueden facilitar la rendición de cuentas, ya que muestran de forma detallada la cadena de valor de las políticas públicas.

Cadena de valor de los POR, los recursos generan actividades, que dan lugar a productos y servicios que generan resultados, que luego se catalogan, lo que permite medire el grado de avance y conocer la cobertura de la necesidad
Cadena de valor de los POR

Al final, de lo que se trata es de conseguir una nueva cultura de gestión y los POR pueden ser la herramienta idónea para conseguirlo. Porque con la formulación tradicional, los presupuestos son una mera herramienta para asignar recursos, pero en realidad los programas presupuestarios no se “gestionan”. Y teniendo en cuenta que en la Administración pública los presupuestos son la herramienta principal para poder planificar la actividad anual, merece la pena realizar un esfuerzo para que los programas presupuestarios sean la verdadera base de la gestión.

Una visión diferente

Resulta necesario dejar atrás la visión del presupuesto tradicional de que con el presupuesto se compran obras, servicios, sueldos, etc. y pasar a la visión de los presupuestos orientados a resultados, es decir, a ser conscientes de qué se quiere conseguir con ellos, qué necesidades hay que cubrir.

Los presupuesto convencionales parten del dinero que se tiene, el responsable del gasto y su decisión, mientras que los POR parten de la necesidad que se tiene, los resultados a obtener y el coste de la consecución de los objetivos
Diferencia entre presupuestos convencionales y POR

Con la nueva formulación, se pretende incorporar los prepuestos al esquema de planificación y mejora continua de la Institución: aprobar la planificación estratégica, definir la planificación y presupuesto anual, realizar el seguimiento y control de la gestión, rendir cuentas y, finalmente, con los aprendizajes adquiridos, incidir en la planificación estratégica, cerrando el círculo de la estructura y el sistema de medición.

El plan de legislatura sienta las bases de la planificación estratégica, genera el presupuesto anual, los mecanismos de control y la rendición de cuentas que servirá para redefinir el plan de legislatura
Retornos de los POR en mejora de la gestión

Un cambio complejo, pero que compensa

Todo proceso de cambio resulta un camino largo y no exento de dificultades. Quizás el más complicado de todos ellos haya sido adaptarse a la nueva forma de gestión y de trabajo y la interiorización de que existen nuevas y mejores formas de trabajar que aportan valor al servicio público.

No es tarea fácil, pero estamos convencidos de que merece la pena. Al compartir la información de forma clara y sencilla estamos invitando a la ciudanía no solo a que participe de forma crítica sino incluso a que se comprometa con el seguimiento y evaluación del despliegue de las políticas públicas, entendiendo la rendición de cuentas como un proceso permanente en el que responsables políticos y empleados y empleadas públicos informan, responden y justifican ante la ciudadanía los resultados del uso de los recursos, de las decisiones y de la gestión encomendada y se sujetan a su evaluación, con el objetivo primordial de incentivar el control social e impulsando de esta manera una gobernanza abierta y colaborativa.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Acerca del autor

Regístrate y consigue los últimos artículos en tu mail.

icono mail suscribete
SUSCRIBIRME

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.