Cuadro de Madre e hijo de Renoir.
Madre mirando si el niño lleva calzoncillos limpios. Fuente

Pese al título del artículo estas frases se pueden (y deben) decir por padres y madres. De hecho, creo que en mi casa gran parte de estas frases las digo yo más. Mantengo la expresión “frases de madre” por adaptación al imaginario popular y por que a mi me las decía mi madre más habitualmente.

Los consejos de madre son los que nos guían en los primeros años de nuestra vida. Gracias (o a pesar) de ellos, sobrevivimos nuestras primeras experiencias y aprendemos algunas cuestiones que nos acompañarán por la vida. Algunos de ellos marcan nuestro carácter. Otros son simples consejos de supervivencia que evitan que caigamos enfermos con más frecuencia de la deseada. En todo caso, se quedan marcados en nuestra manera de actuar individual, pero no tanto en el plano colectivo… pero ¿Serían validas las frases de madre para hacer un mejor gobierno electrónico o, simplemente que este funcione? Aquí tenemos 25 ejemplos de aplicación directa.

1.- Ponte calzoncillos limpios, que uno no sabe cuándo habrá accidentes

Explicación: La primera es un temor básico para cualquier madre, que su hijo sea atropellado y los calzoncillos estén sucios. También es una de las cosas que da más pereza a un niño que se va a la calle: invertir 15 segundos en cambiarse de ropa interior. Uno puede ir con calzoncillos sucios por la calle y que nadie se entere. Pero la realidad es que eso no es algo que esté bien, y sólo la catástrofe muestra que el niño, además de no saber cruzar la calle, tiene una familia que no cuida su higiene.

Aplicación: En la Administración electrónica encontramos muchas veces organizaciones que pueden aparentar tener las cosas bien pero cuando miras dentro, la cosa no está tan bien. Temas de seguridad, o de disponibilidad de servicios. Uno tiene que estar listo siempre para que, en caso de catástrofe no se vean tus miserias.

2 .- Lávate las manos antes de sentarte a la mesa

Explicación: ¿Para qué sirve lavarse las manos? ¿Por qué hay que pasar por el baño entre el salón y la cocina si no pilla de paso? Yo hacía auténtico escapismo para no lavarme las manos cuando era niño. Ahora de adulto que cocino, creo que esa costumbre evita que yo y mi familia caigamos enfermos más a menudo.

Aplicación: Hay cosas incómodas, molestas y que  dan pereza pero que son importantes, incluso cuando no entendemos por qué. Tener controles de seguridad proporcionados o de protección de datos,  que sean efectivos evitan que las cosas tengan efectos nocivos para Administración y ciudadanía. 

3 .- Mamá, ¿qué hay de comer?  – Comida.

Explicación: Básicamente después de pasar un buen rato cocinando, se da la posibilidad de que la cocinera (o cocinero) no tengan ganas de establecer un debate sobre la estructura del menú. Se ha elegido la comida por criterios como oportunidad o salud y cabe la posibilidad de que el público no coincida con el criterio. Así que, para evitar debates, recaemos en una tautología: hay de comer comida.

Aplicación. El diseño de servicios digitales corresponde en muchos casos a criterios de necesidad, oportunidad y estrategia. Esto hace que, en muchos casos, el debate sobre su naturaleza no aporte nada ni al servicio ni al público. Así que alguien tiene que decir que lo que hay es lo que hay, y que hay razones para que esto sea así.

4 .- “X ” está  En su sitio

Explicación: Tras horas buscando “eso” que necesitas tanto no lo encuentras. Entonces toca exponerse a la más implacable de las justicias, y preguntarle a una madre dónde está. Está es la repuesta, también bastante tautológica, cabe señalar.

Aplicación. En las webs públicas las cosas deben estar en su sitio. Y digamos “su” sitio. No “nuestro” sitio, ni el sitio del Director General, ni siquiera el sitio donde ha caído tras un sorteo en el menú. Cada cosa tiene uno o varios sitios y lo suyo, es dejarlas en uno de ellos.

5 .- Como vaya yo y las encuentre X, te enteras.

Explicación. Con más frecuencia de la deseada, las cosas no están “en su sitio”. Entonces, la necesidad nos obliga a hacer de tripas corazón e invocar de nuevo a nuestras madres para que nos ayude. Con un tono ligeramente más hostil, nos dicen eso de “como vaya yo y las encuentre…”. Y no os digo nada si iba y lo encontraba (que era lo más frecuente) donde estábamos mirando.

Aplicación. Cuántas veces páginas y diseños de webs estupendas quedan enterradas en el olvido porque llega Google y lo encuentra antes que nosotros. No es que pase nada, pero si estamos a Google, no hace falta gastarse tanto en menús y diseño, porque la gente no es capaz de verlo, aunque esté en sus narices

6.- Cuando tengas tu casa harás lo que quieras.

Explicación. A veces uno puede tener ganas de, no sé, poner un poster de un grupo heavy con un zombi comiéndose un bebe en su cuarto. Ese criterio estético no tiene por qué coincidir con el de la decoración “mainstream” en casa, así que se zanja por el criterio de propiedad. Las paredes las pago yo, y al zombi te lo dejas en la carpeta.

Aplicación. Uno puede tener cuando diseña un servicio una idea muy buena, pero la responsabilidad muchas veces cae en quien no comparte nuestro criterio ni nuestra estrategia. Así que, aunque sea yo muy de hacer cosas nuevas recordemos que muchas veces no es nuestro pescuezo el que está debajo del hacha que puede caer por un fracaso. Si quieres hacer cambios, asume tu responsabilidad.

7.- ¿Tus amigos no tienen casa?

Explicación. Podía pasar que tras echar un rato con los amigos jugando o hablando en la calle, tu conducta era expresivamente afeada por la hora de llegad. En ese caso, explicabas que estabas con tus amigos, lo que conllevaba a la pregunta de si tenían domicilio fijo o no.

Aplicación. Todos podemos pasarlo bien haciendo proyectos gigantes, pero al final hay que hacer algo concreto. Todos tenemos obligaciones y no podemos quedarnos embobados mareando la perdiz sin sacar provecho.

8.  – Y si todos tus amigos se tiran por un puente, ¿te tiras tu detrás?

Explicación. Clásico entre los clásicos. Si hubiera un concierto de frases de madres, sería un bis por sí mismo. Pues eso, que si excusas tu comportamiento por una mímesis con la masa, pues ella recordaba la conveniencia de tener un criterio propio.

Aplicación. Ni que decir tiene. Cualquier burocracia, como una administración, o superburocracia como todas las administraciones en su conjunto, viven de la repetición y evitar destacar. Y así nos va el negocio.

9. – Si te duele es que está curando.

Explicación. Cuando llegas con una herida eras recibido, en el mejor de los casos, con una aspersión de alcohol que no hacía más que mejorar la sensación en esa zona. A parte de un relajante soplido, la explicación es que, si duele, es que cura. Afortunadamente nadie extendió el razonamiento al uso de un martillo pilón para administrar curas.

Aplicación. No vamos a decir que tener un campo de batalla en el trabajo significa que estés cambiando las cosas a mejor, pero está claro que no hay cambio sin conflicto. La gestión del cambio, en gran medida, es la gestión del conflicto.

10. – Tú qué te crees que soy, ¿el Banco de España?

Explicación. Ese momento en que pedías un complemento económico para una actividad adicional y se te recordaba enérgicamente, que los recursos disponibles son siempre limitados.Entonces el plan pasaba de ir a los recreativos a quedarse sentado en un parque.

Aplicación. No hay fondos ilimitados para hacer la Administración electrónica. Así que te tienes que adaptar a lo que tienes… y a veces sale mejor.

11. – ¿Apaga la luz, o es que tenemos acciones en Iberdrola?

Explicación. Un corolario a esta limitación de recursos es, precisamente, el llamado gasto corriente, que sólo se justifica si hay un beneficio. Dicho en términos más habituales: dejar encendida la luz de habitaciones vacías solo tiene sentido si vas a recibir algún beneficio económico, porque está claro que utilitario no hay.

Aplicación. Todo lo que hagas debe aportar valor a la organización y a su público. Si no, estás haciendo el tonto.

12. – Si estás enfermo para ir a clase, también lo estás para salir con los amigos.

Explicación. Te has librado de cumplir con tus obligaciones académicas aduciendo molestias en el sóleo… así que no esperes poder irte a casa de tu vecino a jugar a la Play. No cuela.

Aplicación. Si los cambios son difíciles para que hagas buenos servicios, no veo por que iban a ser fáciles para que yo pueda presentar una factura electrónica. Si es difícil para la Administración, no sé por qué iba a ser fácil para  la ciudadanía.

13. – Si eres mayorcito para trasnochar, lo eres para madrugar

Explicación. Has estado en un evento lúdico, quizá con bebidas espirituosas, hasta altas horas de la madrugada… así que cualquier madre, poseída por el espíritu del karma decide que las 9 de la mañana es un buen momento para que te incorpores a la vida civil de nuevo.

Aplicación. Si eres capaz de hacer una app para presentar la declaración de la renta, cómo puede ser que tenga que mandar el alta de terceros firmada a mano. No puedes mosrtar excelencia en lo que te beneficia, deficiencia en lo que no y esperar que estemos contentos.

14. – Como no pares de llorar te voy a dar Yo razones para que lo hagas de verdad.

Explicación. Por cualquier motivo tienes una enorme pena interior que manifiestas con un enérgico lloro. Tu madre, quizá porque está relacionada con la causa de ese pesar, quizá porque está concentrada con otras cosas, prefiere un discreto pesar silencioso. En ese caso recuerda que toda circunstancia es empeorable.

Aplicación. Cualquier situación es susceptible de empeorar. De hecho, el lloriqueo generalmente contribuye a que no sólo la situación no se arregle, sino que, además, te pones a la audiencia de cara. Un poquito de resiliencia.

15. – ¿Porqué un suspenso en matemáticas?   – Mamá, hemos suspendido todos. – Me da igual todos. A mi me importas tú.

Explicación. El fracaso colectivo no suele ser una excusa para una madre. Da igual la circunstancia o complejidad del entorno, la cosa, la valoración de los resultados se hace de manera individual. No se trata sólo de los jefes, sino de la ciudadanía. 

Aplicación. La gente no va a excusar un mal servicio porque otros lo hagan mal, en todo caso, lo condenará porque otros lo pueden hacer bien. El fracaso de otros no puede ser el pretexto de nuestra mediocridad.

16. – Esto no es un hotel en el que uno viene, come y se va.

Explicación. Tras una mañana de juegos y una tarde de tele, lo único que se interpone es la comida (y lavarse las manos). Pero claro, quien ha hecho la cocina, puesto la mesa, servido, recogido, fregado y barrido, tiene una opinión diferente sobre la implicación que tienes en las tareas domésticas.

Aplicación. Los proyectos son acciones delimitadas en el tiempo: su continuidad no. El cambio y el liderazgo del cambio, requiere estar encima antes, durante y después del proyecto. Comer e irse es un camino al fracaso.

17. – No me he pasado 2 horas cocinando para que no te comas la comida. Te la comes.

Explicación. En pleno trance de la comida se manifiesta una divergencia gastronómica, generalmente por la materia prima sobre todo del mundo vegetal. En este caso, la madre recurre a una legitimación de liderazgo por sacrificio personal que explica que tu hagas uno proporcional comiéndote las malditas espinacas.

Aplicación. El liderazgo no siempre es sencillo y no siempre se puede apoyar sólo en buenas palabras. Suele requerir sacrificio, dolor y penalidades, y el cambio, en si mismo, también lo exige a sus protagonistas.

18. – Bébete el zumo antes de que se le vayan las vitaminas.

Explicación. Toda madre preocupada por la salud de su prole quiere que se tome el zumo de naranja con todas sus vitaminas que, supuestamente, desaparecen como una vela en el viento. Lamentablemente, ni siquiera las madres son perfectas y esto es un mito sin base científica.

Aplicación. A veces intentamos lograr un beneficio sin fundamento alguno. Hay que mantener siempre un poco de duda sobre la sabiduría popular y basarse en pruebas y hechos para no ir consolidando mitos. Por ejemplo, un buen portal de transparencia no es el que tiene más preguntas, sino el que responde sin tener que hacerlas.

19. – Lo negro del plátano se come y está buenísimo.

Explicación: ¿A quién le apetece comerse la parte negra y blandita del plátano? Entre toda la fruta, esa parte es bastante desagradable… blanda, oscura, pringosa… ¿Quién en su sano juicio querría comérsela? Pues una madre que sabe que se come y que, además, es de lo mejor.

Aplicación. Lo negro del plátano es una clara muestra de que la apariencia, lo intuitivo, no siempre es verdad. Igual que antes una madre se dejaba llevar por un mito, en este caso su experiencia le hace apreciar que no siempre las cosas son lo que parece.

20. – Dame una llamada perdida cuando llegues.

Explicación: Vale, aquí me he quedado un poco anticuado y  sería un whatsapp. Sin embargo, el propósito es el mismo: la monitorización a tiempo real de los hechos.  Evidentemente, cuando uno sale de viaje, llegar no es el propósito, sino el principio, pero saber que se ha llegado bien es fundamental para cualquier madre.

Aplicación. La monitorización de los servicios digitales es fundamental. Evidentemente, lo importante es transformar la sociedad y mejorar el servicio, pero es imprescindible saber si las cosas funcionan como deben funcionar antes de valorar otros aspectos.

21. – Si no te las comes, te las cenas y si no, te las desayunas.

Explicación. De vuelta en la mesa tenemos el caso en el que nos resistimos a comer el potaje de garbanzos con bacalao (por poner un ejemplo) y una madre, que ha pasado dos horas haciéndolo, sabe que no puede claudicar. No es sólo por el respeto al trabajo, y a que el resto de hermanos no coman ese “manjar”, es que en la vida a veces hay que afrontar lo que no se quiere. Así que es buena cosa enseñar la persistencia de las obligaciones. 

Aplicación. No sé si os suena eso de un plazo que había que cumplir en octubre y no se cumplió, pero es el caso. Si no llegas a los plazos, podemos estar más o menos contentos, pero no puedes dejar de hacer lo que tenías que hacer, aunque sea más adelante. Aunque lo deseable es hacer las cosas en tiempo, lo imprescindible es hacerlas.

22. – ¿Es que tengo que ir detrás de vosotros para que hagáis las cosas bien?

Explicación. El típico caso en el que una madre recomendaba que pusieras orden en tu cuarto, y después de dos horas no acertabas en el emplazamiento de nada. Entonces, esa madre explicitaba la necesidad de su liderazgo con esa frase. Hay que decir, por si teníais dudas, que no quería ir por detrás vuestra haciendo las cosas.

Aplicación. La delegación es fundamental para que las cosas funcionen en una casa o en una organización. Esto requiere la suma de la competencia y formación para que, efectivamente, no tenga que ir esa madre por detrás deshaciendo el entuerto.

23. – Te lo digo por tu bien.

Explicación. Esta coletilla es una legitimación del discurso por criterios estratégicos. Una madre sabe que tienes que comer verduras, lavarte las manos, ponerte calzoncillos limpios, comerte lo marrón del plátano y todo eso porque ve un futuro que tú, delante de una tostada de nocilla ni supones. Al final, sólo queda llamar a la fe basada en la experiencia y la confianza.

Aplicación. A veces las estrategias tienen un componente difícil de explicar y requieren basarse en la confianza de los equipos en quien lo plantea. Se trata de generar confianza basada en la visión estratégica. También significa que no pidas confianza si no sabes a dónde vas.

24.- El dia menos pensado cojo la puerta….

Explicación. El nivel más alto de frustración de una madre suele rematarse con esta expresión. Se trata de una reflexión escapista como las que detalló Emile Durkheim en sus tratados., pero con algo menos de dramatismo. En todo caso, muestra la mayor necesidad que tienen individuos poco comprometidos de los comprometidos que al revés.

Aplicación. La hostilidad en el cambio que supone la Administración electrónica hace que muchas veces sus líderes acaben yéndose, o dejando la historia. Esto diferencia a los buenos trabajadores (con grandes ideas e implicación) de los grandes ( con buenas ideas, implicación y perseverancia.)

25.- Es la primera vez que me siento hoy

Explicación. Pero si hay algo fundamental de cualquier madre es que pese a todo esto, ni se ha rendido, ni se ha sentado hasta que ha terminado todo lo que tenía que hacer. Eso es saber de qué va la cosa.

Aplicación. No creo que haya ni que traducirlo.  Uno no se para hasta que termina

https://analiticapublica.es/wp-content/uploads/2018/12/renoir-707x1024.jpghttps://analiticapublica.es/wp-content/uploads/2018/12/renoir-150x150.jpgSergio JimenezServicios públicos digitalesMadre mirando si el niño lleva calzoncillos limpios. Fuente.  Pese al título del artículo estas frases se pueden (y deben) decir por padres y madres. De hecho, creo que en mi casa gran parte de estas frases las digo yo más. Mantengo la expresión 'frases de madre' por adaptación al...El blog de  Sergio Jiménez sobre Transformación Digital para Organizaciones Públicas