El dividendo digital público: Transformación Digital sostenible

Hace unos días estaba hablando con Borja Colón sobre estos temas de Transformación Digital y me comentaba que iba a sacar, a colación del congreso de Novagob este artículo. En él hablaba del dividendo digital, uno de esos conceptos que no tenía yo muy presente, pero que conocía de oídas. La cosa es que siguiendo su recomendación, eché un ojo al documento del Banco Mundial y me puse a dar vueltas sobre su encaje en lo público. Y es que uno habla mucho de que la TD solo importa si beneficia a las partes implicadas y es un buen método de explicar esto de una vez por todas. Así que vamos a hablar del dividendo digital público.

Cuadro del Rey Midas de Botticelli ilustra el artículo sobre el dividendo digital público.
Cientos de stakeholders pidiendo a la Transformación Digital que les de lo suyo (Fuente, Tania Sona Smith)

La importancia de que la TD pública sea algo que aporte dividendo digital

Empecemos por lo básico. El dividendo digital es la ganancia que aporta a un sujeto (o conjunto de sujetos) Transformación Digital (TD). No estamos hablando de algo genérico ni destinado a entes abstractos, como por ejemplo, el bien común para la sociedad, o el conocimiento para la humanidad. Hablamos de colectivos de personas con intereses y necesidades definidos que obtienen ganancias concretas e identificables como resultado del cambio.

¿Por qué es importante el dividendo digital? Pues por dos motivos. El primero, diría casi que por selección “natural”. Raramente una iniciativa digital que no beneficia de alguna manera a quienes interactúan directamente con el prospera. Por ejemplo, AirBnB beneficia a viajeros y propietarios, o Wallapop a vendedores y compradores. Eso sí, generan algunas externalidades, que es un tema que trataremos más adelante.

El segundo motivo es sostenibilidad sistémica. Si un sistema no supone una mejora al conjunto de la sociedad, ese sistema acaba siendo o inestable o autoritario. No vamos a decir que “si no es justa, no es TD” porque la vida es más compleja que esto. Lo más que podemos decir es que si no es justa, requerirá mucho más esfuerzo para subsistir como TD.

Los ejes del dividendo digital público

El Banco Mundial contempal tres ejes de acción del dividendo: Innovación, eficiencia e inclusión. También utiliza tres tipos de actores, empresas, personas y gobiernos. Nosotros, como nos centramos en la TD pública vamos a hacer una versión para la acción pública concreta. Tenemos tres ejes:

  • Innovación. Es la creación de soluciones nuevas a diferentes problemas, bien sea por que son completamente nuevas, bien sea porque aplica una solución existente a un ámbito desconocido hasta la fecha. La innovación actúa en el área de servicios y aporta soluciones a los actores implicados. La ausencia o desviación de este enfoque es el faraonismo digital: crear estructuras enormes sin una utilidad real.
  • Eficiencia. Supone un desempeño más adecuado de recursos para cubrir las funciones que realiza la organización. En nuestro caso afecta al área de gestión, y aporta una liberación de recursos. La desviación de este eje es el traslado de costes a los actores relacionados a través de externalidades negativas. Si la administración es más eficiente, hay que trabajar más, esperar más, invertir más, para hacer lo mismo.
  • Liderazgo social. El último punto que tocamos es el liderago social que va un poco más allá de la visión de cohesión del BM. Optamos por esta idea porque la acción pública no sólo debe cohesionar, sino promover el cambio social, la transformación. El ámbito de acción en el que se mueve es la política social y, lo que aporta es cambio. La desviación es el estancamiento y la fractura social. Sin un proyecto de liderazgo, las diferencias sociales se consolidan y se disparan, como estamos viendo los último años.

Los actores del dividendo digital público

En el plano de los actores, tenemos tres diferentes. Vamos a excluir a los gobierno, porque bueno, son en parte los sujetos de la TD, y nos vamos a centrar en tres bloques:

  • Empleados y empleadas públicas. Son las personas que trabajan para la administración. La visión en la gran mayoría de planes, al menos en España, tiran más por la parte instrumental (son los que hacen las cosas) que humana (son personas que dedican 1/3 de su jornada a estar usando estos cacharros posiblemente durante toda su vida profesional)
  • Ciudadanía. Son las personas que usan o se benefician de la acción pública directa o indirectamente. Usamos el término ciudadanía integrando la parte de consumidores, con la de sujetos de derechos, con la de personas.
  • Sociedad civil. Aquí a diferencia del BM, que usa empresas, incluimos el tercer sector, los actores sociales e incluso los políticos.

Identificando el dividendo digital público

Así pues, veamos qué es lo que debe ofrecer la TD pública a cada uno de estos actores en sus diferentes dimensiones.

La innovación

La innovación debe ser más efectiva que vistosa. Esto significa que tiene que buscar más la solución que el titular, dado que, si no es así, no está ofreciendo dividendo. La innovación ofrece estos aspectos a los actores relacionados.

  • Empleados y empleadas públicas: Ofrece la realización profesional al encontrar respuestas a problemas habituales de gestión. Una solución innovadora para las personas que trabajan en la administración debe ofrecerles herramientas con las que afrontar sus tareas, lo que permite una realización de sus tareas y, posiblemente, personal.
  • Ciudadanía. A la ciudadanía la innovación le debe aportar calidad de vida porque tiene menos problemas e inquietudes, al menos en lo que toca la acción pública que afecta a no pocos aspectos de la vida personal, desde la salud a la seguridad, educación…
  • Sociedad civil. A las organizaciones que operan en la sociedad les tiene que ofrecer dinamismo que permita abordar nuevos retos y respuestas. Las empresas pueden hacer cosas nuevas y ser más competitivas, las organizaciones sociales estructurarse, interactuar y relacionarse con lo público de manera más simple y sencilla.

La eficiencia.

La eficiencia afecta a lo que supone a todas las personas de cualquier tipo actuar, relacionarse o acceder a la acción pública. En relación con nuestros afectados tenemos:

  • Empleados y empleadas públicas. La eficiencia tiene un efecto indirecto en la vida de estas personas: mayor eficiencia supone una mayor autonomía y creatividad. Si tenemos un trabajo que lleva menos tiempo, podemos hacer más cosas y plantear nuevos retos. Si no se hace así, tendermos un montón de personas dividiéndose el trabajo para cubrir la jornada para no pasar 4 horas mirando una pantalla.
  • Ciudadanía: Las personas tienen una mayor autonomía para hacer lo que necesitan y lo que prefieren. Una mayor eficiencia supone ahorro de tiempo y esfuerzo para acceder a lo público sin perder calidad.
  • Sociedad civil: reduce de manera exponencial los costes de transacción a la hora de acceder a los servicios y trámites públicos, lo que reduce sus costes de producción y aumenta un posible beneficio que puede destinar a cualquier otra cosa.

Liderazgo social

Esta es la parte más política. La TD debe ayudar a las Administraciones y a los poderes públicos a promover el cambio social a través de unas mejores políticas públicas. Esto significa para los actores relacionados:

  • Empleados y empleadas públicas. Desarrollo profesional. Es relativamente sencillo pensar en todo lo que las personas que trabajan en las AAPP quieren cambiar y no pueden por tiempo, normas o condiciones. La TD debe facilitar nuevas áreas y medios de acción para conseguir sus objetivos.
  • Ciudadanía: Para la ciudadanía es sobre todo seguridad, pero en sentido amplio. No se trata solo de cuestiones policiales, sino una cierta estabilidad social que les garantice afrontar su futuro de manera más tranquila que en un entorno en el que la falta de discurso supone una fractura económica y social.
  • Sociedad civil. Para este último actor el principal dividendo es la redefinición de espacios y mecanismos de acción: una mayor autonomía y participación. La TD debe facilitar que las organizaciones tengan una mayor capacidad de acción en la esfera pública y de diálogo e interacción para que sus demandas y peticiones se integren en el debate.
Cuadro sinóptico del Dividendo Digital Público que recoge los conceptos tratados en el artículo
Esquema sobre el Dividendo Digital Público. Elaboración propia

¿Cómo ha sido la TD hasta ahora?

Hemos pasado por dos etapas claras: los enfoques convencionales de eAdministración han tirado bastante por el bloque de la eficiencia, y el de liderazgo social por el de gobierno abierto. Actualmente nos encontramos en un periodo de innovación, espoleado por algunas revoluciones tecnológicas importantes como la IA, el Internet de las Cosas y la ciencia de datos.

Normalmente hemos tenido etapas en las que ha dominado alguno de estos aspectos y, normalmente, centrándose en ejes diferentes según el actor. En el caso de la Innovación se ha tendido (con poco éxito) a la ciudadanía, mientras que en el de la eficiencia se ha tirado más por la sociedad civil, igual que en el cambio social. Sin embargo, pocas veces encontramos que se considere a los empleados y empleadas públicos objetos de este dividendo de manera explícita…como mucho como un instrumento para el cambio.

Todo esto explica que muchas de las personas que trabajan para las AAPP sean escépticas respecto al alcance de la agenda digital, muchos ciudadanos decidan usar un volumen de transacción más bien bajo limitado a la información, y la Sociedad Civil use los medios digitales muchas veces literalmente obligada (de hecho, ya nos llaman así y todo).

En resumen: Cómo aplicar esto

Pues este desarrollo teórico nos tiene que servir, si no como guía, si como plantilla para validar una estrategia de TD pública. Es decir, cuando se plantea un plan de TD, debemos revisar este mapa para ver qué garantías de supervivencia tiene nuestro plan, o bien, si no va a generar un impacto negativo.

Por ejemplo, podemos encontrar que un proyecto no tenga muy presente el eje de Liderazgo social, lo que hace que no haya un sistema de priorizaciones sobre qué ámbitos mejorar con la TD. También puede pasar que no tengamos una idea de qué papel debe jugar la sociedad civil en cuanto a la innovación pública, con lo cual el impacto será, en el mejor de los casos, algo limitado a un uso particular y minoritario.

Así que. mi consejo es repasar estos ejes y actores y ver si tenemos algo que ofrecerles al menos en esta esfera. Si no es así, muy posiblemente, estemos desequilibrando un sistema que crece tan rápido que aumenta las brechas a altísima velocidad.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Acerca del autor

Regístrate y consigue los últimos artículos en tu mail.

icono mail suscribete
SUSCRIBIRME

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.