Cuadro de la reina Boadicea
Bosdicea, reina de los bretones, explicando que hay que acabar con la brecha de género… y así desde entonces. Fuente

Disclaimer: quiero agradecer a la Asociación de Mujeres en el Sector Público la colaboración en el blog explicando mejor que nadie cómo para conseguir una sociedad más justa en el futuro hay que construirla desde el presente en todos los niveles.

Logo de Mujeres en el Sector Público.

“La Red no es una sino mucha redes, la Red no es neutral, estar presentes en ella es absolutamente imprescindible. La Red es muy dinámica, y, en esa medida nos cambia y la cambiamos, es en sí misma objeto y sujeto de transformación”

Mª Ángeles Sallé

Como Asociación de Mujeres en el Sector Público no queremos dejar pasar el 8 de marzo, día internacional de las Mujeres sin abordar un tema tan relevante como la brecha digital de género en el marco de la necesaria transformación digital del Sector Público. Así que, cuando Sergio nos  propuso compartir nuestras reflexiones sobre este tema en su blog,  fue imposible resistirse. Nos parece imprescindible contar con las mujeres en el nuevo espacio público que constituye la Red como nuevo  Ágora pública en la que, o estás y colaboras en su construcción ,o no estás y se construye sin las necesidades y las voces de  las mujeres, que somos más del 50% de la población en general y más del 60% en el Sector Público.

Las brechas digitales de género

Antes de abordar como incluir a las mujeres en este nuevo espacio público nos parece imprescindible  analizar las brechas digitales de género. Sin este primer diagnóstico es imposible encontrar caminos  y líneas de acción para potenciar la participación de las mujeres en la necesaria transformación digital de las administraciones públicas.

Tradicionalmente se ha hablado de la existencia de dos brechas de género (Cecilia Castaño 2009). Una primera brecha de género relacionada con el acceso a internet, esta nos permite  establecer las diferencias de acceso a Internet entre hombres y mujeres y una segunda brecha relacionada con el uso que hombres y mujeres hacemos de internet y con las habilidades digitales.

A falta de datos específicos sobre la brecha digital de género de las mujeres en el Sector Público utilizaremos, dado que no debe haber diferencias significativas,  los datos generales de la Encuesta sobre equipamiento y uso de tecnología de información y comunicación en los hogares, publicada por el INE y correspondiente a datos de 2018. Y ya anunciamos la necesidad de un estudio imprescindible y pendiente a aplicar al universo de mujeres trabajadoras en el Sector Público

La primera brecha: el acceso

Si observamos los datos de evolución de uso de internet en los últimos años, como indicador relacionado con  la brecha digital de acceso, la evolución de las mujeres ha sido muy favorable. De casi 6 puntos  de diferencia entre hombres y mujeres en 2012 hemos pasado a 1 punto de diferencia. 

Evolución de datos de acceso a internet desde 2012 a la actualidad que se explica en el párrafo superior.
Datos proporcionados por la Encuesta sobre equipamiento y uso de tecnologías de información y comunicación en los hogares 2018

La brecha digital de acceso es casi testimonial y tiene relación con cuestiones como la edad, situación laboral  o niveles socioeconómicos bajos.

Segunda brecha: el uso

Si hablamos de la segunda brecha digital los resultados no son tan optimistas. Recogemos tan sólo algunos indicadores que muestran estas diferencias relacionados con el uso que unos y otras hacen de Internet.

1.     ¿Para que usan Internet hombres y mujeres?

Tabla de datos de uso de internet comparado entre hombres y mujeres analizada en párrafos posteriores.
Datos de la Encuesta sobre equipamiento y uso de tecnologías de información y comunicación en los hogares 2018. Tabla de elaboración propia.

Un rápido análisis nos permite  analizar como el uso de internet en hombres y mujeres correlaciona con cuestiones que por socialización de género se atribuyen a las mujeres. Así estas hacen un mayor uso de internet para:

  • Participar en redes sociales.
  • Encargarse de los temas de salud relacionados con su papel como cuidadoras principales.

En cambio la brecha digital de uso de internet  sitúa a las mujeres por debajo de los hombres en niveles de uso en aquellas cuestiones que también por socialización se les atribuyen a los hombres:

  • Uso del correo electrónico más vinculado al ámbito laboral que al privado.
  • El tiempo del ocio, que para las mujeres suele ser más escaso o incluso inexistente en determinados momentos de la vida.
  • Los servicios relacionados con la venta o la banca electrónica, que relacionan  a los hombres como principales gestores de las cuentas tanto laborales como privadas.
  • Los servicios avanzados de internet como el almacenamiento en la nube, que requieren de mayores habilidades tecnológicas.

Tercera brecha: formación

2. ¿Qué tipo de formación realizan hombres y mujeres relacionados con las TIC?

Tabla de tipo de estudios comparado entre hombres y mujeres analizada en el párrafo siguiente
Datos de la Encuesta sobre equipamiento y uso de tecnologías de información y comunicación en los hogares 2018. Tabla de elaboración propia.

De nuevo detectamos como los contenidos de aprendizaje sobre competencias digitales es diferente en hombres y mujeres. Las mujeres realizan aprendizajes en materia de redes sociales igual que en su trabajo como gestoras y cuidadoras desarrollan redes. Los hombres hacen aprendizajes más relacionados con contenidos laborales y de alta competencia digital o más especializada como lenguajes de programación, mantenimiento de redes, seguridad informática, marketing online. Donde menor diferencia se da es en el conocimiento de software específico relacionado con el mundo  del trabajo.

Y brechas recientes: el teletrabajo

3. Uso del teletrabajo por hombres  y mujeres del total de personas usuarias de Internet.

Tabla comparativa de uso de teletrabajo en el que se ve un mayor uso entre hombres (89%) frente a mujeres (87,9%)

El teletrabajo es asumido en mayor medida por hombres que por mujeres, si bien es cierto que la diferencia no es demasiado significativa y puede haber cierta esperanza.

Algunas explicaciones

Y ¿dónde está el origen de todo esto?. Como siempre en elementos socioculturales que hacen que de modo estereotipado las tecnologías sean consideradas como de hombres. Esto hace que el porcentaje de mujeres que estudian carreras tecnológicas sea mucho menor que el de los hombres (por debajo del 28% según el diagnóstico inicial de la mujeres en el sector TIC Andaluz) que de aquellas que finalmente realizan este tipo de estudios se dan mucha diferencias en las condiciones laborales:

  • Tarden más en ser contratadas
  • Tienen contrataciones más temporales y precarias
  • Se colegían menos
  • Tienen menos movilidad laboral

En las administraciones públicas nos encontramos con una menor presencia de las mujeres en las áreas y departamentos tecnológicos y además, de modo general un menor uso y menores competencias digitales.

Cerrando las brechas

Como incorporar a  las mujeres del Sector Público en este nuevo Ágora digital:

En el acceso de las mujeres tecnólogas a la administración. Es fundamental trabajar con las universidades para atraer el talento de las mujeres en carreras técnicas a la administración. Para ello además de convocar un mayor número de plazas de personal TIC, imprescindibles para la migración a la administración digital, es necesario usar algunas estrategias adicionales:

  • Potenciar las vocaciones STEM desde la escuela y a través de los medios de comunicación poniendo en valor aquellas cuestiones que por socialización de género preocupan a las mujeres.
  • Potenciar las prácticas curriculares de las mujeres tecnólogas en las administraciones públicas de modo que vean que es un campo de trabajo de interés.

Para las mujeres ya incorporadas al Sector Público. Formación TIC dirigida por y para las mujeres conectada con sus necesidades e intereses pero con transferencia a su realidad laboral. Favorecer  el teletrabajo en  aquellas mujeres con una alta competencia digital.

3º Creación de redes de mujeres de áreas tecnológicas en las administraciones públicas, que les permitan tejer alianzas y superar los obstáculos derivados de su subrepresentación.

Programas específicos para el fomento del liderazgo de mujeres tecnólogas en la administración pública y de mujeres no tecnólogas con competencias TIC .

Apuesta decidida por el teletrabajo y la conciliación laboral de hombres y mujeres, sobre todo de los primeros ya que la verdadera igualdad sólo será cuando la conciliación no sea en exclusiva un asunto de mujeres.

Desde Mujeres en Sector Público nos comprometemos a poner en valor la presencia de las mujeres del Sector Público en las TIC porque en palabras de Ana María Llopís” Las nuevas tecnologías son áreas estratégicas en el siglo XXI y no áreas de soporte; son áreas de poder y no de utilidad y es en este momento cuando se hace necesario que la mujer se incorporé a ellas rápidamente”

https://analiticapublica.es/wp-content/uploads/2019/03/logomsp.pnghttps://analiticapublica.es/wp-content/uploads/2019/03/logomsp-150x145.pngmujeres en el sector públicoFirma invitadaBosdicea, reina de los bretones, explicando que hay que acabar con la brecha de género... y así desde entonces. Fuente Disclaimer: quiero agradecer a la Asociación de Mujeres en el Sector Público la colaboración en el blog explicando mejor que nadie cómo para conseguir una sociedad más justa en el...El blog de  Sergio Jiménez sobre Transformación Digital para Organizaciones Públicas